Monte Real de Familia Rioja Reserva 2014: El vino de calidad que no puedes dejar pasar

Si eres amante del vino y estás buscando una experiencia única, no puedes dejar pasar el Monte Real de Familia Rioja Reserva 2014. Este vino de calidad excepcional ha sido cuidadosamente elaborado para brindarte un sabor inigualable y una experiencia sensorial que no podrás olvidar.

Con una añada de 2014, este reserva ha pasado por un proceso de envejecimiento en barricas de roble francés durante 24 meses, lo que le ha otorgado una complejidad y elegancia únicas. Su color rojo rubí intenso y su aroma a frutas maduras, especias y toques tostados, te cautivarán desde el primer momento.

En boca, el Monte Real de Familia Rioja Reserva 2014 destaca por su equilibrio perfecto entre acidez y taninos suaves, lo que lo convierte en el acompañamiento ideal para carnes rojas, quesos curados y platos de caza. Su final largo y persistente te dejará con ganas de más.

Este vino de calidad excepcional está disponible por tan solo 19,99 euros, una verdadera ganga considerando su excelencia y el trabajo artesanal que hay detrás de cada botella. No pierdas la oportunidad de disfrutar de esta joya enológica y hazte con tu botella de Monte Real de Familia Rioja Reserva 2014 hoy mismo.

¿Cuánto cuesta un vino Monte Real?

El vino Monte Real tiene un precio de 799.00 euros. Además, si eres miembro de Prissa Club, puedes disfrutar de un descuento del 6%. Esto significa que el precio final del vino sería de 751.06 euros para los socios del club.

Monte Real es un reconocido productor de vinos de alta calidad en España. Su vino tinto Monte Real es conocido por su sabor suave y equilibrado, con notas de frutas maduras y especias. Es ideal para maridar con carnes rojas, quesos curados y platos de caza.

¿Qué es un Rioja Reserva?

¿Qué es un Rioja Reserva?

Un Rioja Reserva es un vino de la Denominación de Origen Calificada Rioja que se caracteriza por su envejecimiento en barrica de roble y botella. Estos vinos pasan por un proceso de crianza que les proporciona mayor complejidad y elegancia. Durante este periodo, los vinos adquieren aromas y sabores propios de la madera, como notas de vainilla, especias o tostados, que se combinan con las características propias de la uva tempranillo, principal variedad de la región.

La legislación establece que un Rioja Reserva debe haber envejecido durante un mínimo de 36 meses en total, de los cuales al menos 12 meses deben ser en barrica de roble. Además, este tipo de vino puede tener un potencial de envejecimiento de varios años más en botella. Es importante mencionar que existen excepciones para los vinos blancos y rosados, ya que su tiempo de envejecimiento mínimo es de 24 meses en total, con al menos 6 meses en barrica.

¿Cómo son los vinos de Rioja?

¿Cómo son los vinos de Rioja?

Los vinos de Rioja son conocidos por su calidad y tradición. Esta región vinícola situada en el norte de España es famosa por producir vinos tintos de alta calidad. La mayoría de los vinos de Rioja son jóvenes, lo que significa que no han envejecido mucho tiempo en barricas de roble. Esto les da un carácter fresco y frutal, con una intensidad de color rojo muy marcada.

Los vinos de Rioja suelen tener un aroma afrutado y complejo, con matices de frutos del bosque, chocolate o regaliz. En boca, se pueden apreciar los taninos, que son los compuestos que le dan estructura y cuerpo al vino. Los vinos de Rioja son muy versátiles y se pueden combinar fácilmente con una amplia variedad de platos de comida, desde carnes rojas hasta quesos fuertes.

¿Qué es un vino de crianza de Rioja?

¿Qué es un vino de crianza de Rioja?

Un vino de crianza de Rioja es aquel que ha pasado por un proceso de envejecimiento de al menos 24 meses, de los cuales entre 6 y 12 meses deben ser en barrica de roble. Durante este tiempo, el vino adquiere características únicas gracias a la interacción con la madera, como aromas y sabores más complejos y una mayor suavidad en boca. Además, la barrica aporta estructura y estabilidad al vino.

Una vez finalizada la crianza en barrica, el vino es embotellado y continúa su maduración en la botella, donde debe reposar en posición horizontal y sellada con corcho. Durante este periodo, que puede durar varios meses o incluso años, el vino se afina y se integran aún más los distintos componentes, logrando una mayor armonía y equilibrio en sus características organolépticas.

Es importante destacar que durante la crianza y la maduración en botella, los vinos de Rioja deben seguir unas condiciones específicas de temperatura, humedad y ausencia de luz para garantizar su correcta evolución y conservación. Asimismo, el corcho permite un ligero paso de oxígeno que contribuye a la evolución y desarrollo del vino.

¿Cuál es mejor, Rioja reserva o crianza?

La diferencia principal entre un vino reserva y un vino crianza radica en el tiempo de envejecimiento. Según la legislación española, un Rioja reserva debe tener un período mínimo de envejecimiento de 3 años, con al menos 1 año en barrica de roble. Por otro lado, un Rioja crianza debe tener un período mínimo de envejecimiento de 2 años, con al menos 6 meses en barrica de roble.

La elección entre un Rioja reserva y un Rioja crianza dependerá del gusto personal de cada consumidor. Los vinos reserva, al tener un mayor tiempo de envejecimiento, suelen tener una mayor complejidad y elegancia. Además, la crianza en barrica de roble aporta notas de madera y especias que pueden resultar muy atractivas. Por otro lado, los vinos crianza son más frescos y frutales, ya que han pasado menos tiempo en barrica y conservan más la fruta original del vino.

Ir arriba