Queso La Fueya: Sabor asturiano en cada bocado

Si eres amante del queso y disfrutas de los sabores tradicionales de Asturias, no puedes dejar de probar el Queso La Fueya. Este exquisito queso, elaborado de manera artesanal, te transportará a tierras asturianas en cada bocado.

¿Cuál es el origen del queso?

El origen del queso se remonta a la antigua civilización del Antiguo Egipto. Aunque no se sabe con certeza quién fue el inventor del queso, se cree que fue descubierto accidentalmente cuando los nómadas comenzaron a transportar leche en bolsas hechas de estómagos de animales. La acción del sol y el calor hizo que la leche se coagulara y se transformara en queso.

El queso se convirtió en un alimento básico en la dieta egipcia, tanto para el consumo diario como para ofrendas a los dioses. También era utilizado como moneda de cambio en el comercio. Los egipcios desarrollaron diferentes técnicas de producción de queso, como el uso de cuajos vegetales y el ahumado del queso para su conservación.

¿Cuáles son los tipos de queso?

¿Cuáles son los tipos de queso?

Existen diferentes tipos de queso que se elaboran a partir de distintos tipos de leche. Algunos de los más comunes son el queso de leche de oveja, de cabra y de búfala.

El queso de leche de oveja es conocido por su sabor más intenso y su textura cremosa. Es un tipo de queso que requiere un proceso de elaboración más laborioso, ya que las ovejas son animales más pequeños y su ordeño se realiza de forma manual. Esto hace que el precio de este tipo de queso sea un poco más elevado.

Por otro lado, el queso de leche de cabra tiene un sabor más fuerte y distintivo. Es un tipo de queso que se utiliza mucho en la gastronomía mediterránea y se caracteriza por su textura suave y cremosa.

El queso de leche de búfala, por su parte, es muy conocido por ser el ingrediente principal de la famosa mozzarella. Este tipo de queso tiene una textura elástica y suave, y su sabor es delicado y ligeramente dulce.

Además de estos tipos de queso, existen otros muy populares, como el queso mozzarella, el queso feta, el queso parmesano, el queso holandés o gouda, y el queso cheddar. Cada uno de ellos tiene sus propias características y se utiliza en diferentes platos y recetas.

¿Qué significa el nombre queso?

¿Qué significa el nombre queso?

La palabra “queso” proviene del latín, en concreto de “caseus”. En el romance hispánico, se pronunciaba como /kaisu/ o /keisu/, y con el paso del tiempo se simplificó a /keso/. La raíz del término latino es “uya kwat”, que significa fermentar.

El queso es un producto lácteo que se obtiene a partir de la leche de diferentes animales, como vacas, ovejas, cabras, búfalos, entre otros. Para su elaboración, la leche se coagula utilizando diferentes métodos, como la adición de cuajo o la acidificación. Luego, se somete a un proceso de maduración, que puede variar en duración y condiciones según el tipo de queso deseado.

¿Dónde se hace el queso de Cabrales?

¿Dónde se hace el queso de Cabrales?

El queso de Cabrales se elabora en la zona de Cabrales, un concejo situado en el Principado de Asturias, al norte de España. Esta región montañosa es famosa por ser la cuna de este queso de sabor intenso y característico. Además del concejo de Cabrales, también se produce en tres pueblos limítrofes del concejo de Peñamellera Alta.

La elaboración del queso de Cabrales se realiza a partir de leche cruda de vaca durante todo el año. Sin embargo, durante los meses de junio y julio, se mezcla con leches de oveja y cabra para obtener un sabor más complejo y equilibrado. El proceso de elaboración del queso de Cabrales es totalmente artesanal y se lleva a cabo siguiendo las tradiciones transmitidas de generación en generación.

¿Qué es lo verde del queso de Cabrales?

El queso de Cabrales es un queso azul originario de Asturias, España. Su característica más distintiva es el color verde que presenta en algunas partes de su interior. Este color verde es causado por el desarrollo de mohos del tipo Penicillium durante la maduración del queso. Estos mohos se desarrollan en las cuevas donde se madura el queso, aprovechando las condiciones de humedad relativa del 90% y temperaturas que oscilan entre 8º y 12º C.

Estas condiciones ideales para el desarrollo de los mohos del queso de Cabrales permiten que se formen zonas y vetas de color azul-verdoso en su interior. Estas vetas de moho son las responsables de su sabor característico y su suave aroma. Además del color verde, el queso de Cabrales también puede presentar otras tonalidades, como el blanco o el amarillo, dependiendo del grado de maduración y del tipo de moho presente.

Ir arriba